Aceite de soja

El aceite de soja (a veces llamado aceite de soya), no solo es muy interesante por sus usos culinarios, sino que también cuenta con otras ventajas para el organismo que vamos a detallarte en este artículo.

Propiedades y beneficios del aceite de soja

Si te estás preguntando para qué sirve el aceite de soya, deja que te diga que es uno de los aceites más útiles que existen. Casi tanto como el aceite de oliva, y mucho más que el aceite de girasol.

Entre otros elementos que contiene el aceite de soya, los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 destacan por encima de todos los demás, por lo que se ha considerado, en ocasiones, el mejor aceite que existe actualmente, especialmente cuando hablamos del aceite crudo de soja.

Gracias a los compuestos de los que goza el aceite de soja, se puede proteger al hígado en una mayor medida, se reducen los niveles de colesterol, se mejora la circulación sanguínea, etc.

Aplicaciones y usos

Aunque el aceite de soja se utiliza, fundamentalmente, en la gastronomía, lo cierto es que se utiliza en muchos otros ámbitos, aunque, en ocasiones, para utilizarlo en dichos ámbitos hay que añadirle un procesamiento extra (hablaremos de ello en el último punto).

1. Usos alimentarios del aceite de soja

aceite-sojaEl principal uso del aceite de soja es el que hace referencia a la gastronomía. Por lo general, el aceite de soja se emplea en una gran variedad de recetas por sus propiedades y por ser rico en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Además, hay que tener en cuenta que el uso de este aceite en la gastronomía de los países depende, en gran medida, de si producen o no algún otro tipo de aceite. Así, es mucho más habitual que se consuma en Argentina (donde se produce aceite de soja) que en España (donde se produce aceite de oliva).

2. Usos estéticos del aceite de lecitina de soja

El uso estético del aceite de soja se centra, fundamentalmente, en el aceite de lecitina de soja. Este aceite se ha procesado para que tenga una mayor cantidad de lecitina, un elemento propio de la soja que, entre otras cosas, permite eliminar depósitos grasos o acabar con los radicales libres.

Con ello, se mejora la apariencia física y se consigue que la piel quede rejuvenecida. Por lo general, estos usos se llevan a cabo consumiendo en cápsulas la lecitina, aunque también es posible encontrar aceite de lecitina de soja en algunas tiendas especializadas.

También se recomienda el uso del aceite de metilado de soja, que cuenta con características semejantes al aceite de lecitina de soja y, en consecuencia, sus efectos también son bastante parecidos.

3. Usos medicinales del aceite de soja

Cuando se extraen determinados compuestos del ácido de soja, como la ya citada lecitinina, se obtiene un producto altamente curativo y preventivo, que puede ayudar, según diversos estudios científicos, a mejorar diferentes campos de la salud.

Así, con el consumo de aceite de soja o sus derivados, se puede mejorar la circulación sanguínea, el rendimiento intelectual, reducir el colesterol, prevenir la formación de cálculos biliares, etc. Incluso se ha demostrado útil para prevenir enfermedades como el Alzheimer.

Es por ello que, de un tiempo a esta parte, se ha incorporado el aceite de soja en prácticamente todas las dietas, puesto que aporta una gran cantidad de beneficios con muy pocas calorías.

4. Usos del aceite epoxidado de soja

Uno de los procesamientos que más comúnmente se realizan a la soja, es el del epoxidado. Tras este proceso, el aceite resulta especialmente útil para lubricar diferentes piezas de gran variedad de industrias, además de resultar útil para otros ámbitos por su acción plastificante y estabilizante sobre el PVC.

¿Cómo se obtiene?

aceite-de-soya-granosLa producción del aceite de soja se lleva a cabo, sobre todo, en Brasil, EEUU y Argentina. Estos tres países producen la mayoría del aceite de soja que se consume en todo el mundo, siendo Argentina quien más exporta de los tres (aunque no quien más produce, que es Brasil).

El aceite de soja se extrae, como puedes suponer, de la soja, y mediante un proceso similar al que se lleva a cabo con los demás aceites, se extrae todo el líquido hasta conseguir esta maravilla con propiedades tan útiles para el ser humano.

Contraindicaciones y efectos secundarios

No se conocen efectos secundarios del aceite de soja y, además, no tiene contraindicaciones más allá de las relacionadas con cualquier otro aceite: Su consumo excesivo puede tener efectos laxantes.

Como ves, el aceite de soja tiene una gran cantidad de propiedades en su composición que lo hacen muy útil para mantener la salud del organismo tanto por dentro como por fuera. El aceite de soja es bueno, y ahora tú puedes disfrutar de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *