Aceite de Árbol de Té

El aceite de árbol de té es considerado un potente remedio contra todo tipo de infecciones y se ha usado para tratar dolencias que van desde un simple dolor de garganta hasta condiciones como el pie de atleta. Sin embargo, ningún aceite debería considerarse capaz de curarlo todo y siempre debe consultarse con un médico si la condición que queremos tratar así lo requiere.

De entre todos los aceites esenciales, el aceite esencial de árbol de té tiene uno de los poderes curativos más notables y por ello, es uno de los aceites esenciales más investigados a fondo. El árbol de té pertenece al género Melaleuca, y los árboles de este género se conocen comúnmente como árboles de la corteza de papel o como miel de mirtos. Hay muchas especies de árboles de té, incluyendo “Leucadendron Melaleuca”, el árbol del té llorón del que se extrae el aceite esencial de cajuput, “Melaleuca viridiflora”, usado para la producción de aceite de niaouli, y “Melaleuca alternifolia”, la cual produce el conocido aceite árbol de té.

Aunque estos tres aceites comparten propiedades similares, los aceites de árbol de té son los preferidos por los aromaterapeutas y por los fabricantes de cremas antisépticas naturales, lociones para el acné, pastas de dientes y champús debido a sus superiores propiedades curativas, y a que son menos irritantes que otros aceites cuando se aplican sobre pieles sensibles.

aceite de arbol de te

El árbol del cual se extrae el aceite esencial de árbol de té, “Melaleuca alternifolia”, es originario de Australia. Se trata de un árbol pequeño arbustoso, que crece hasta aproximadamente los 7 metros de altura. Tiene las hojas estrechas y sus cáscaras son similares al papel, las cuales se sacan fácilmente de los troncos y las que se usaban en el pasado por los pueblos aborígenes para hacer canoas pequeñas, vainas de cuchillo y paja. Su nombre “tea tree” (árbol de té) se remonta a la década de los 1770 cuando el Capitán Cook y su tripulación utilizaban sus hojas como un sustituto del té ordinario.

Extracción del aceite de árbol de té

El aceite del árbol del té se obtiene por medio de la destilación al vapor de las hojas del árbol de té. El aceite que se extrae de las hojas es prácticamente incoloro, aunque a veces puede tener un toque de color verdoso. Los aceites extraídos del árbol de té tienen un aroma fuerte y su olor generalmente se describe como alentador y estimulante.

Beneficios del aceite de árbol de té:

El aceite de árbol de té tiene propiedades antisépticas, antibióticas, antivirales y antifúngicas.

1. Propiedades Medicinales y Curativas

El conocimiento de las propiedades curativas y de los usos del aceite de árbol de té se remonta a los usos que le daban los aborígenes “Bundjalung”. Desde la década de los 1790 en adelante, los primeros colonizadores europeos aprendieron cómo utilizar las hojas del árbol de té con fines curativos, aplicándolo en inhalaciones para tratar dolencias respiratorias y en cataplasmas, infusiones y ungüentos para curar heridas infectadas. Otro uso de las hojas fue también como remedio para los parásitos intestinales, cuyo tratamiento consistía en masticar hojas del árbol de té.

Sin embargo, el uso del aceite del árbol de té no se descubrió hasta la década de los años 1930, cuando la comunidad científica informó que el aceite de árbol del té era bueno para disolver el pus y promover una curación y cicatrización rápida de las heridas, con la ventaja de que no parecía dañar los tejidos a diferencia de la mayoría de otros antisépticos usados que normalmente producción daños en la piel. Posteriormente, una publicación del año 1936 en la revista científica “Medical Journal of Australia” dio a conocer un caso grave de gangrena que había sido tratado con éxito mediante el uso de aceite de árbol de té.

El aceite de árbol de té fue además muy usado durante la Segunda Guerra Mundial y se incluía en los botiquines de primeros auxilios de las unidades militares que estaban en regiones tropicales hasta el punto de que su demanda llegó a superar su oferta y fue sustituido por los antisépticos sintéticos. Esto, unido a la promoción de los antibióticos durante la posguerra, dio lugar a una disminución en el interés por este aceite. En la década de los 1970, sin embargo, el aceite árbol de té fue una vez más objeto de la investigación científica cuando se descubrió que era efectivo en el tratamiento del pie de atleta, la tiña y otras infecciones micóticas de la piel. Posteriormente, otros estudios con aceite de árbol de té le atribuyeron propiedades curativas para el tratamiento de la candidiasis vaginal.

arbol de te infecciones

El aceite esencial de árbol del té ha sido utilizado con éxito en el tratamiento de muchas otras condiciones, incluyendo el herpes genital, infecciones de la garganta, infecciones del tracto respiratorio y de los senos nasales, úlceras en la boca, encías infectadas, acné, caspa y quemaduras. El aceite árbol de té también se considera un aceite inmuno-estimulante capaz de ayudar al cuerpo a combatir infecciones.

Los aromaterapistas recomiendan baños de árbol de té para ayudar a restaurar el sistema nervioso cuando nos sentimos agotados, sobre todo para aquellas personas que son más susceptibles a las infecciones. Además de sus poderosas propiedades antiinfecciosas, el aceite de árbol de té parece neutralizar el veneno mortal de la araña de tela de embudo. Debido a todas estas propiedades, el aceite de árbol de té es sin duda uno de los aceites más interesantes y con más usos que la mayoría de los demás aceites esenciales.

2. Belleza y Usos del Aceite de Árbol de Té

El aceite de árbol de té tiene muchas propiedades que lo hacen el aliado perfecto para vernos bellas, entre ellas destacan:

  • Su capacidad revitalizadora y rejuvenecedora de la piel cansada.
  • Con él se pueden preparar pastas de dientes caseras y refrescantes. El árbol de té es un ingrediente maravilloso para hacer pasta dental ya que ayuda a eliminar bacterias dañinas, a mantener las encías sanas y a refrescar el aliento.

pasta de dientes arbol de te

  • También se utiliza en la fabricación de champús para el tratamiento de cabellos grasos propensos a la caspa.
  • Mezclado con aloe vera, el aceite de árbol de té se usa para la preparación de geles anti-inflamatorios y antisépticos para limpiar y curar pieles grasas y propensas al acné.
  • El aceite del árbol de té tiene propiedades refrescantes y curativas, las cuales lo hacen ideal para su uso después de la exposición diaria de la piel al sol, siendo eficaz para el tratamiento de quemaduras solares leves.

¿Cómo aplicar el gel del árbol del té para el acné?

Para obtener los mejores resultados, aplique el gel del árbol del té una vez o dos veces al día durante un mes, luego tome un descanso de siete días antes de reanudar el tratamiento. Durante el período de “descanso”, puede aplicar una crema hidratante hipoalergénica suave si lo desea.

Por otro lado, si deseas utilizar aceites esenciales para el tratamiento de la piel a largo plazo, es importante que varíes la receta después de unos tres meses. Esto puede realizarse simplemente cambiando el árbol de té por otro aceite esencial adecuado, como por ejemplo un aceite de lavanda, romero o incienso. Pero, recuerda que si estás embarazada, deberías de evitar el uso del aceite de romero. Después de los tres meses se puede reanudar el tratamiento de árbol de té si así se desea.

3. Beneficios del Aceite de Árbol de Té para el Cuerpo

Puede ayudar a tratar afecciones como abscesos, forúnculos, ampollas, el pie de atleta, la tiña, hongos, la candidiasis vaginal, las manchas de caspa, el acné, problemas de pieles y pelo grasos, quemaduras, el herpes labial, las picaduras de insectos, la tos, los resfriados y la gripe, la sinusitis, las verrugas e incluso heridas infectadas.

El aceite del árbol de té tiene también un efecto restaurador sobre la mente y es útil para recuperarse del agotamiento nervioso.

4. Otros Usos del Aceite de Árbol de Té

  • El aceite de árbol de té se ha utilizado como fumigante en casos de zonas infectadas.
  • Un uso más reciente es para la fabricación de champús para perros.

Consejos de Mezcla

El aceite esencial de árbol de té es muy oloroso y cuando se mezcla con otros aceites, suele ser el aceite que domina en la mezcla, a menos que se use con moderación. Su mezcla con el aceite de lavanda o el aceite de romero mejora su aroma y complementa sus propiedades antisépticas.

Cuando se utiliza en un quemador, funciona muy bien mezclado con aceite de limón, aceite de bergamota, aceite de ciprés, aceite de pino, aceite de madera de cedro o aceite de petit-grain. Por otro lado, su uso en inhalaciones de vapor combina bien cuando se mezcla con un poco de aceite de menta.

Consideraciones sobre el aceite de árbol de té

El amplio rango de propiedades curativas que se le atribuyen al aceite esencial de árbol de té lo hacen indispensable en el botiquín de primeros auxilios de cualquier casa, esto se debe principalmente a la multitud de usos que tiene y a que es un aceite seguro de usar en la mayoría de las pieles. Sin embargo, en el caso de bebés y los niños pequeños, es aconsejable utilizar el aceite de lavanda en su lugar, ya que además de compartir muchas de las propiedades atribuidas al aceite de árbol de té, es un aceite más suave y delicado para pieles más sensibles.

Por otro lado, aunque el aceite de árbol de té por lo general se considera un aceite no tóxico y no irritante, se han reportados casos de irritaciones menores de la piel como resultado de su uso prolongado. Estas irritaciones pueden haber sido causadas por un uso inadecuado del aceite o por el uso de aceites de árbol de té de bajo grado. Mientras que el aceite de árbol de té puro se puede aplicar a zonas puntuales, nunca se debe de aplicar a zonas amplias del cuerpo.

Para la mayoría de sus usos, este aceite debe de diluirse antes de ser usado. Se recomienda por ejemplo, diluir 1 o 2 gotas de árbol de té puro con una cucharadita de aceite portador. Los casos de irritaciones también pueden ser resultado de la aplicación de un aceite de árbol de té viejo o almacenado de forma incorrecta, el cual se haya oxidado y perdido sus propiedades. Una vez oxidado, el aceite forma peróxidos los cuales son perjudiciales y pueden dar lugar a la formación de erupciones en la piel. Por ello se recomienda comprar el aceite de árbol de té a un proveedor de confianza, almacenarlo en un lugar seco, fresco y oscuro y utilizarlo en un plazo de 12 meses desde su apertura.

Actualmente existen varios grados de aceite de árbol de té en el mercado. Se considera que los mejores aceites para la aromaterapia en casa son aquellos que tienen un bajo contenido de cineol, del 5% o inferior. Si su proveedor no puede verificar la calidad del aceite, se recomienda que no tome ningún riesgo y evite la compra del mismo.

¿Dónde comprar aceite de árbol de té?

Debido a su popularidad, el aceite esencial de árbol de té, puede comprarse tanto online como en tiendas especializadas tales como herboristerías y farmacias. El precio del aceite de árbol de té va a variar en función del proveedor y del producto a adquirir, su volumen y calidad. Si quieres comprar aceite de árbol de té online, éste se puede adquirir en tiendas como Amazon la cual ofrece un amplio rango de productos derivados del árbol de té, desde aceite esencial puro hasta jabones, pastas de dientes, geles y cremas antisépticas.